lunes, marzo 29, 2010

Cómo lavarse la cara con unas manos sucias

Durante décadas hemos sido entrenados en aceptar la realidad que se nos presenta en los medios como verdadera realidad. Se nos ha suprimido con el tiempo la capacidad de leer entre líneas, criticar y tener una opinión propia de lo que pasa, pues siempre hemos formado esta opinión sobre las de los llamados líderes de opinión, aceptados a su vez por los medios para opinar en sus pantallas o páginas.