viernes, setiembre 08, 2006

OBLIGATORIO PARA PIRAÑAS, VOLUNTARIO PARA DELFINES

Creo que la idea de combinar el Servicio Militar Obligatorio (SMO) con la problemática de las pandillas es, en principio, una buena idea.

La escasa efectividad de los institutos correccionales para reformar a estos precoces delincuentes esta plenamente demostrada. Màs bien se perfeccionan en el dudoso arte del crimen y deshacen su futuro a punta de ladrillazos en la calle.

Lo que se podrìa hacer es instaurar el SMO como una pena a ser cumplida por jòvenes (hombres y mujeres), supervisados por militares. Obviamente se descartarà todo lo que sea enseñanza de armas de fuego, artes marciales y otro tipo de estrategias militares. No se quiere criar golpistas.

Además, en este servicio se deberà enfatizar en la teorìa las nociones de amor a la patria y promociòn de un espìritu proactivo hacia la autovaloraciòn.

El activar el SMO para el ciudadano comùn y corriente es innecesario. Hay tropas suficientes para disuadir, la guerra es altamente improbable y no hay màs presupuesto para alimentar, educar y mantener a màs efectivos por toda su vida.

El SMO es temporal, pero mucho más efectivo contra la conducta criminal.

1 comentario:

Angelica dijo...

Con tanto pandillero que anda suelto bien podriamos tener nuestro propio ejército. Creo que un poco de disciplina militar no les caería mal.